Distintos movimientos sociales recorrieron el centro de la ciudad en reclamo por el cierre de 250 comedores escolares.


En la mañana del viernes 29 distintos movimientos sociales marcharon por las calles del centro de la ciudad de Salta, llevando ollas vacías para visibilizar la emergencia alimentaria en la provincia.

El objetivo de la movilización era reforzar el pedido de ayuda alimentaria durante la cuarentena, siendo que la asistencia en comedores y merenderos se triplicó. Esto se debe a los 250 comedores escolares que cerraron en Salta, a pesar de que Nación los exceptuó de la cuarentena.

Reclamaron que aunque la Provincia entregó módulos alimentarios, estos no alcanzan y no logran reemplazar a la comida que se brindaba previamente a la cuarentena. Los comedores entregan entre 500 y 700 viandas actualmente.




Comentarios