La situación en Orán generó preocupación y los controles son más intensos.


La situación sanitaria en Orán generó preocupación y los controles son más intensos en los ingresos a la provincia. Hay largas filas de vehículos que esperan pasar por el control obligatorio en el expeaje Aunor.

La fila de vehículos, entre las que se encuentran camiones, colectivos y autos, tiene varios kilometros de distancia y mucho tiempo de espera. Recomiendan paciencia a los conductores.

La rigurosidad en los controles se dio a raíz de la confirmación de cinco casos positivos en el municipio salteño de Orán. El primer paciente positivo es un camionero que estuvo en contacto con 40 personas, según confirmaron desde la Dirección de Epidemiología de la provincia. Los otros casos son personas del entorno de él.

Orán volvió al aislamiento total. Los comercios y locales gastronómicos están cerrados. Además se suspendieron las actividades recreativas y solo pueden salir las personas exceptuadas con el certificado correspondiente y el DNI. 




Comentarios