El lunes pasado hubo demoras y filas de hasta 6 kilómetros en el expeaje Aunor. Desde el Sindicato de Camioneros de Salta amenazan con tomar medidas estrictas si no se soluciona la situación.


Tras la confirmación del caso del camionero salteño con coronavirus, se endurecieron los controles en el ingreso a la provincia. El lunes pasado hubo demoras y filas de vehículos de hasta 6 kilómetros en el expeaje Aunor.

Ante este situación, el secretario general del Sindicato de Camioneros en Salta, Jorge Guaymás, aseguró que si la situación de mantiene tomarán medidas drásticas. “No podemos soportar más el maltrato a los compañeros. Si no hay una solución no van a entrar más camiones a la provincia y va a haber desabastecimiento”, sentenció en una entrevista con El Tribuno.

El oranense ingresó a la provincia a bordo de un camión, que compartía con otro hombre oriundo de Jujuy, que también dio positivo. A ambos les habían realizado un testeo rápido en Pampa Blanca (Jujuy) y les había dado negativo. A raíz de esta situación, los controles se pusieron más estrictos con todos los vehículos que llegan a Salta, pero los camioneros sienten que son los más perjudicados.

“Pretenden que los compañeros estén durante más de siete horas encerrados en el camión a la espera que los controlen. Obviamente no tienen dónde hacer sus necesidades, algo básico”, dijo Guaymás.

El protocolo sanitario para los camiones que llegan a Salta establece que sus conductores y ocupantes tienen un plazo de 24 horas para circular dentro de la provincia y luego irse. En caso de no cumplirlo están obligados a quedarse y cumplir con la cuarentena.

En el expeaje Aunor, además de presentar su documentación, deben pasar por una cabina de desinfección, se les toma la temperatura y se les hace un interrogatorio sobre su procedencia y contactos. 




Comentarios