El productor Hartmut Torsten Theobald está acusado de envenenar a dos empleados. Uno de ellos murió, el otro sobrevivió y dio su testimonio en la audiencia debate.


Comenzó el juicio contra Hartmut Torsten Theobald, el productor agropecuario alemán acusado de envenenar a dos empleados de su finca ubicada en Salta. Uno de ellos, Ramón Casas, murió mientras que el otro, Benito Soraire sobrevivió y dio su testimonio en la primera audiencia. También declararon familiares del hombre fallecido.

“Yo me he escapado de morir. Hartmut me ha metido veneno en la carne” aseguró Soraire. El trabajador rural también contó que el finquero era su empleador pero que su situación laboral era irregular. A cambio de sus servicios, el alemán le daba hospedaje y comida pero no le pagaba dinero en efectivo.

Hartmut está imputado por los delitos de homicidio calificado por el uso de veneno u otro elemento insidioso en perjuicio de Ramón Ignacio Casas en concurso real y tentativa de homicidio calificado por el uso de veneno u otro elemento insidioso en perjuicio de Benito Soraire.

Sorarire relató también que logró salvarse porque tomó leche y cuando se sintió mal fue al hospital a pesar de que su empleador le había dicho que espere. La muerte de Casas fue después. Fue el propio Hartmut el que denunció que había encontrada muerto a su empleado dentro de la casilla donde vivía y que al lado del cuerpo había una botella de veneno. Sin embargo, con los testimonios de familiares a la víctima y otros elementos, se corroboró que había sido asesinado.

Durante el juicio también declararon la esposa, dos hijos y un hermano de Ramón Ignacio Casas. Todos destacaron la mala relación que el fallecido tenía con el productor alemán por la falta de pagos y malos tratos, incluso afirmaron que Casas vivía amenazado por Hartmut porque lo había denunciado en la AFIP.

Para la segunda jornada de la audiencia de debate están previstos nueve testigos, entre los que se cuenta personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales que intervino en la investigación y el personal policial que realizó la primera intervención en uno de los hechos. El juicio se extenderá hasta el 23 de junio. 




Comentarios