La mujer presentaba quemaduras en casi todo el cuerpo y en la cara. Estuvo internada durante un tiempo con riesgo de vida.


En enero de 2019, Pablo Gabriel Yáñez, de 33 años, entro junto a su pareja, Rocío Noelia Sarapura, al cementerio de la Santa Cruz, en la ciudad de Salta. Luego de que algunos testigos los vieran mantener una acalorada discusión, Yáñez roció a la mujer con combustible y luego le acercó la vela que sostenía en la mano, provocando que las llamas envolvieran a la mujer en un instante.

Algunas personas que estaban en el cementerio alertaron a los vigiladores, y estos a su vez dieron aviso al 911. Cuando los efectivos llegaron al lugar, encontraron a la mujer en una pileta ubicada en el predio, intentando aliviar el dolor de las quemaduras.

Tanto víctima como agresor fueron asistidos y trasladados al hospital San Bernardo, donde la víctima permaneció internada con riesgo de vida, debido a las graves lesiones que sufrió. Ella presentaba quemaduras en los miembros inferiores, en la zona abdominal, en los miembros superiores y parte del rostro, mientras que el hombre tenía quemaduras en las manos.

Lo cierto es que ahora Yáñez irá a juicio, imputado por el delito de tentativa de homicidio calificado por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género en perjuicio de Rocío Noelia Sarapura.

Durante la investigación se conoció que Sarapura se encontraba en una situación de extrema vulnerabilidad ya que padece adicciones, y eran frecuentes sus desapariciones. Ella y Yáñez habían iniciado una relación sentimental seis meses antes de la agresión.




Comentarios