Ocurrió durante este miércoles por la tarde. El rápido accionar de vecinos y bomberos evitaron la destrucción total del mismo.


Durante el miércoles por la tarde, un automóvil que se encontraba estacionado sobre calle Pueyrredón al 900 se incendió. Gracias al rápido accionar de vecinos del sector, empleados de un taller mecánico que se encuentra en el lugar, y de los bomberos voluntarios se evitó la destrucción total del vehículo.

Según informa La Voz de San Justo, el propietario del auto manifestó que su esposa estacionó el mismo porque sentía olor a combustible. Los empleados de un taller que se encuentra en la zona advirtieron la situación y actuaron rápidamente.

Lograron extinguir el fuego que había comenzado en el sector del motor con un matafuegos y, posteriormente, llegó una dotación de bomberos que sofocaron totalmente las llamas. Como consecuencia del siniestro, la destrucción del motor fue total.

Por otro lado, también este miércoles por la tarde, una dotación tuvo que acudir a un siniestro ocurrido en un comercio ubicado sobre calle Av. Caseros al 200. Cuatro uniformados, a cargo del Cabo 1° Federico Marengo, llegaron al lugar para extinguir el fuego.




Comentarios