La joven mamá sanjuanina llevaba 5 días desaparecida. Su esposo está detenido y es el principal sospechoso. 


Enterrado, descuartizado e incinerado. Así es como la Policía halló un cuerpo en la zona de Campo Afuera, a unos 5 kilómetros al Este de Ruta 40, Albardón, cuando continuaban con los rastrillajes y búsqueda de Brenda Requena (24). La joven mamá había desaparecido de su casa el jueves pasado, según contó su marido a la prensa, después de ser descubierta abrazando a otro hombre. El esposo, identificado como Diego Álvarez, está detenido y es el principal sospechoso.

Según publicó Diario de Cuyo, el cadáver apareció entre medio de un puñado de huesos de animales, en un sitio cercano a donde fue vista por última vez Brenda. Hasta allí llegaron tras la declaración de dos jóvenes de 14 y 17 años, quienes contaron que el día que desapareció la mujer vieron a un hombre “haciendo fuego” en el medio del campo. Según los menores, ese mismo hombre los corrió y a cambio de silencio les dio plata. Pero en las últimas horas los chicos confesaron todo a sus padres y estos a los investigadores.

El lugar donde apareció el cuerpo.

Brenda llevaba seis días desaparecida. Su marido fue quien denunció el caso en la Policía y, según su versión, la mujer había escapado porque la había sorprendido en un vehículo con un hombre. En su relato aseguró que la chica se había llevado 30.000 pesos, su DNI y la tarjea SUBE, y hasta presentó comprobantes. Ahora el hallazgo del cadáver que pertenecería a Benda derrumbaría por completo su coartada.

Diego Álvarez , el principal sospechoso.

Aunque no hay confirmación que el cadáver pertenece a Brenda, ya que el cuerpo está “irreconocible”, quienes llevan adelante la investigación dan por hecho que es ella. Ahora esperan el resultado de ADN para corroborar la sospecha. El propio juez Martín Heredia Zaldo confirmó que tras el hallazgo Álvarez, pareja y padre de los dos hijos de la joven, pasó de estar detenido por lesiones leves –por una agresión al supuesto amante- a ser el principal imputado del crimen de su esposa. 





Comentarios