Ocurrió en San Juan. Policías organizaron una fiesta privada que terminó con todos borrachos y a las piñas.


Este martes liberaron a José Emanuel Ferreyra, un agente de la Policía de San Juan que estaba detenido por protagonizar un bochornoso episodio, durante una fiesta organizada por policías. El evento terminó con todos borrachos y a las piñas con los vecinos del barrio donde se desarrolló el festejo. La Secretaría de Control de Gestión de San Juan ya inició un sumario para investigar a todos los involucrados.

Ferreyra estaba detenido porque, durante el festejo, se embriagó y golpeó a un vecino que fue a pedirles que bajaran el sonido de la música, según informó el diario Tiempo de San Juan. El agente golpeó al civil violentamente y terminó detenido. Ahora, el juez Juan Pablo Ortega lo excarceló bajo caución juratoria y ahora, para seguir en libertad, deberá tratar su adicción al alcohol.

El día de la fiesta, Ferreyra golpeó no sólo al vecino sinio también a cuatro policías que llegaron para cortar con el festejo que ya se había salido de control. Es por eso que el agente deberá tratarse en Alcohólicos Anónimos. Al mismo tiempo sigue siendo investigado por su desempeño como funcionario de las fuerzas de seguridad. Es que el estado de ebriedad de Ferreyra era tal que, cuando intentó retirarse del lugar, no pudo abrir el portón y decidió embestirlo con su auto para tirarlo abajo. La borrachera y agresiones del policía quedaron registradas en una cámara de seguridad del complejo que fue suficiente para hundir a Ferreyra y a todos los que participaban de la fiesta.

Según el mismo diario local, Ferreyra está acusado de lesiones leves en cinco hechos, daño, resistencia a la autoridad y amenazas. El policía tiene, además, la prohibición de acercarse al vecino al cual le pegó y también de amenazarlo pro cualquier medio, aún a través de las redes sociales.





Comentarios