Ocurrió el viernes. La víctima fatal fue identificada como Andrés Rosselot, condenado a perpetua por un crimen.


Un feroz enfrentamiento en el Servicio Penitenciario de Chimbas terminó con un preso asesinado a puntazos y dos heridos. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, la gresca se desató el viernes en la noche. Los investigadores ya tienen identificados a los presuntos autores del crimen: se trata de dos hermanos que están vinculados en la muerte de una beba en medio de una balacera.

Si bien no trascendieron mayores detalles, se supo que la disputa se produjo en el pabellón 5 del Sector I. Allí justamente se alojaban la víctima fatal, identificada como Andrés Rosselot (26), y los presuntos homicidas de apellido Díaz. De la gresca también participaron Walter Antonio Martín (38) y Guillermo Ezequiel Guevara (24), quienes sufrieron múltiples traumatismos y fueron trasladados al Hospital Rawson.

La versión es que los hermanos atacaron con un cuchillo de fabricación casera a Rosselot, quien no resistió y falleció en el lugar. Aparentemente todo fue registrado por las cámaras de seguridad que hay en el pabellón. El juez Martín Heredia Zaldo, del Cuarto Juzgado de Instrucción, realizó este sábado en la madrugada una inspección en la cárcel y ordenó el levantamiento del cadáver. El magistrado también autorizó el traslado de los sospechosos del crimen.

Fuentes policiales revelaron al diario sanjuanino que el fallecido fue uno de los protagonistas del brutal asesinado del productor ganadero Néstor Onofre Moreno, ocurrido en marzo de 2013 en la localidad de Sarmiento. En tanto que los presuntos homicidas son los hermanos Rolando y Claudio Díaz, dos de los siete condenados por el crimen de la pequeña Uma Calvo




Comentarios