El micro debía tardar entre 2 y 3 horas en llegar pero no estaba en condiciones y los pasajeros quedaron varados.


Un grupo de pasajeros que viajaba de Mendoza a San Juan en colectivo vivió un viaje de terror porque el micro se rompió y los dejó varados en la ruta. Se trata de personas que tenían planeado un traslado de unas dos o tres horas, que es lo que normalmente se tarda en llegar de una provincia a la otra. El colectivo, de Andesmar, aseguró Tiempo de San Juan, llegó varias horas tarde a buscarlos y en el medio del camino se rompió. Las personas que iban ahí, sostienen que pasaron hambre y frío.

“El viaje fue una locura, salimos a las 21 horas de la terminal de Mendoza y llegamos a las 8 de la mañana de este martes a San Juan, en el medio pasó absolutamente de todo”, relató Luciana Gomez, una de las chicas que iba en el colectivo y que contó lo sucedido al diario local.

En un principio el colectivo pasó a buscarnos dos horas tarde y claramente no estaba en condiciones, luego de una demora importante a espera de los mecánicos el colectivo deja de funcionar kilómetros más adelante. Estuvimos parados en Mediagua más de 5 horas esperando que un colectivo de la misma empresa nos auxilie sin respuesta. Fue una falta de respeto, pasamos hambre y frio porque no estábamos preparados para un viaje de tales condiciones”, detalló la joven. San Juan y Mendoza están a 177 kilómetros por la Ruta 40 y, generalmente, dependiendo las paradas que haga cada colectivo, el viaje es de unas dos a tres horas pero esta vez duró once.

En el colectivo habían niños, una embarazada y personas grandes, nos maltrataron los choferes y tuvimos mucho miedo porque no sabíamos a qué hora íbamos a llegar”, relató Gómez.  Una vez que desde la empresa lograron mandar una segunda unidad, ésta venía sucia “como si recién la terminara de usar”, aseguraron los pasajeros. Ahora, todos evalúan tomar medidas legales contra la empresa por la noche “de terror” que les tocó vivir. 




Comentarios