Se trata de Pablo Flores, titular del Segundo Juzgado de Instrucción. Por esta misma causa está detenido un comisario.


El escándalo por el uso indebido de una camioneta Toyota Hilux en la Fuerza sorpresivamente salpicó a Juan Flores, un conocido juez de la provincia de San Juan. Según el Ministerio Público hay elementos como para sospechar que el magistrado incurrió en el delito de falta de deberes como funcionario y solicitaron indagarlo. Por esta causa ya están detenidos un comisario y varios policías.

La investigación se desencadenó después de la detención del comisario Gustavo Padilla, quien está acusado de usar ilegalmente una camioneta que había sido secuestrada en 2017 durante un allanamiento y estaba en proceso judicial. Este vehículo era utilizado en el Depósito Judicial de 9 de Julio y además el comisario lo usaba para asuntos personales, por ejemplo, para ir a pasear al río con amigos.

El nombre de Flores está vinculado a la causa porque creen que fue él quien cedió irregularmente la camioneta. Según publicó este jueves Diario de Cuyo, en el Ministerio Público llama la atención que el juez jamás informó sobre el allanamiento a sus pares, tampoco ordenó pericias sobre los vehículos e indagatoria a los detenidos.

Gustavo Padilla.

Ahora el titular del Segundo Juzgado de Instrucción podría ser juzgado por el Jurado de Enjuiciamiento, integrado por un miembro de la Corte de Justicia, dos diputados y dos abogados. Esto ocurrirá si el juez Pablo Ortega decide efectivamente indagar a Flores, pero para eso deberá activar el proceso para quitarle los fueros.

La indagatoria fue solicitada por la fiscal Claudia Salica, quien cree que Flores debió inhibirse porque los presuntos delitos a los que enfrentaba son de competencia federal, como la falsificación y utilización de documentación falsa destinada a acreditar la titularidad de un automotor. Sin embargo el magistrado no lo hizo y entregó la camioneta al comisario Padilla para ser utilizada para uso laboral y también, personal.




Comentarios