La drástica medida fue tomada por el Concejo Deliberante. A José Castro también lo denunciarán penalmente.


El intendente de la Municipalidad de Angaco fue suspendido por 30 días por el presunto uso de maquinarias y personal municipal para una obra privada. El funcionario en cuestión es José Castro, quien se había defendido hace unos días y había dicho que esto se trataba de una “emboscada”. Ahora no cumplirá funciones públicas por un mes sino que también deberá enfrentar una denuncia penal.

A Castro se lo acusa de utilizar una retroexcavadora y una camioneta Ford Ranger municipales para trabajar en un terreno privado ubicado en la localidad de Chimbas. Además por este hecho habría removido al secretario de Planificación municipal, Walter Funes, quien era la autoridad a cargo de las movilidades comunales. Risueño, el edil que denunció el caso en la Comisaría 20º, aportó imágenes como pruebas y señaló que el chofer del vehículo que estaba en el terreno privado le dijo que “fue enviado por Castro”.

Concejo Deliberante de Angaco.

El funcionario habló con Diario de Cuyo y aseguró que todo es “mentira”, que hay una “causa armada” con el fin de perjudicarlo. Según el intendente, la comuna tiene hoy 23 unidades entre máquinas y movilidad y todas “están permanentemente en la calle. Así que ellos pueden ver a varias máquinas en varios lugares“.

Esta versión no convenció a los miembros del Concejo Deliberante de Angaco, quienes este mismo jueves, por unanimidad, suspendieron al funcionario público. Quien asumirá en su lugar será Valeria Garay, la presidenta del cuerpo legislativo departamental. Creen que el acusado llegará al cambio de mandato en el mes de diciembre, cuando asuma el bloquista Carlos Maza, quien justamente se impuso en las elecciones pasadas ante el candidato del Frente de Todos, Alejandro Castro, hermano del actual intendente.




Comentarios