El Ministerio de Salud Pública de San Juan confirmó el grave episodio. La mujer tiene 44 años y está internada.


Una mujer de 44 años terminó internada en Terapia Intensiva, en San Juan, tras intoxicarse por comer una conserva con botulismo. Según publicó Tiempo de San Juan, la afectada está muy grave y el caso ya fue confirmado por el Ministerio de Salud Pública.

La conserva que tenía la toxina era casera y contenía pimientos y ajo. La víctima está muy grave, en una clínica privada de la provincia, donde pelea por su vida desde el 12 de octubre pasado. El Ministerio de Salud Pública ya fue hasta la casa de la mujer y secuestró todos los frascos para hacer pruebas y saber si también están contaminados con botulismo. Sin embargo, ya descartaron que no hubo otros integrantes de la familia que hayan comido de la misma conserva.

En San Juan ya hay un antecedente fatal por la misma toxina, del año 2016. En ese entonces María del Carmen Balmaceda murió horas después de haber ingerido una conserva de berenjenas que estaba infectada y, su hermana, Inés Balmaceda, lo hizo después de luchar por cinco meses. Habían sido ellas mismas quienes habían preparado esas conservas que sirvieron en un almuerzo para el Día del Padre.

En esa oportunidad hubo más intoxicados en la familia pero sólo ellas dos terminaron falleciendo por las consecuencias del botulismo. Los signos y síntomas del botulismo transmitido por alimentos comienzan entre 12 y 36 horas después de que la toxina ingresa al cuerpo. Sin embargo, según la cantidad de toxina consumida, el inicio de los síntomas puede variar desde unas pocas horas hasta unos pocos días. Entre los signos y los síntomas del botulismo transmitido por alimentos se pueden incluir los siguientes:

  • Dificultad para tragar o hablar
  • Boca seca
  • Debilidad facial en ambos lados del rostro
  • Visión borrosa o doble
  • Caída de los párpados
  • Problemas para respirar
  • Náuseas, vómitos y calambres abdominales
  • Parálisis



Comentarios