En San Juan, un sujeto de 37 años es juzgado por los terribles abusos contra sus hijas. Un juez decidirá la pena.


En Sala II de la Cámara Penal, un hombre confesó que violó durante diez años a sus dos hijas e intentó hacer lo mismo con otra, quien se terminó matando. Esto ocurrió durante un juicio abreviado que se llevó a cabo en el edificio de los Tribunales de San Juan. El acusado, detenido desde hace casi dos años, aceptó haber cometido los abusos y acordó una pena de 12 años de prisión. La condena deberá ser resulta por un juez.

“Un sádico”, así es como titula Diario de Cuyo el estremecedor caso del sujeto que abusó sexualmente de sus hijas y manoseó a otra. Todo sucedió en su propia casa, donde nadie se atrevía a contradecirlo por miedo a los insultos, amenazas y ataques físicos.

Los terribles vejámenes comenzaron hace diez años. A la más pequeña la violó cuando tenía 6 años y a su hermana a los 10, después de manosearla por al menos un año. A su tercera hija, de 14 años, también intentó someterla sexualmente. Esta última joven se cortó los brazos en reiteradas oportunidades porque no soportaba que su padre la manoseara e intentara violarla.

Finalmente después de callar por años, las menores se desahogaron entre lágrimas con una tía que visitaba su casa el 17 de febrero de 2018 y contaron todo. Ese mismo día la madre de las menores se enteró de la situación y denunció a su esposo. Al otro día el sujeto, hoy de 37 años, quedó detenido.

La psicóloga que lo entrevistó lo describió como un alguien que goza con el daño que provoca en el otro. Una persona con graves desajustes en su sexualidad y su personalidad, pues durante toda la entrevista negó su autoría, buscó a culpar a su esposa y también a sus propias hijas por acusarlo. A las mujeres, según el expediente, las trató en forma despectiva.

Ahora el acusado deberá enfrentar un terrible castigo. Este jueves firmó con su defensora María Noriega y la fiscal Leticia Ferrón de Rago que acepta 12 años de cárcel. Sin embargo la condena no está firme porque será el juez José Atenágoras Vega quien decida si acepta o decide bajarle la pena.



Comentarios