Para Rosa Troncoso, la madre de la sanjuanina apuñalada por su ex, todo estuvo planeado para matar a Diana Ruarte.


Para la familia de Diana Ruarte Troncoso, de 24 años, su ex pareja planeó su ataque para poder matarla. Se trata de la joven madre que, este viernes fue apuñalada por Marcos Marín, el padre de sus hijos, de quien se estaba separando. El violento ataque ocurrió en la localidad de 9 de Julio, un distrito agrícola de la provincia de San Juan.

La joven está internada en el Hospital Guillermo Rawson con 11 puñaladas y mientras se recupera, su madre, Rosa Troncoso, aprovechó para agradecer a la vecina que le salvó la vida a Diana y contar cómo fue la violenta relación previa al ataque.  “Estoy volviendo a esta casa después de lo que pasó el viernes. No quería volver, necesitaba estar al lado de ella y nada más, no podía dejarla sola”, relató la mujer al diario Tiempo de San Juan. “Ni quería venir a ver como estaba la casa, otros parientes vinieron y ordenaron todo. Ellos me dijeron que era un desastre, que había charcos de sangre por todos lados, horrible”, detalló. 

Rosa asegura que Marín tenía todo calculado y que el día del ataque hizo todos los movimientos para poder matar a Diana“Él (por Marcos Marín) ya tenía todo planeado. Primero vino a buscar a los niños, y después volvió con la excusa de buscar ropa. Cuando llegó, mi hija la estaba esperando en la puerta con la bolsa, este la agarró con una mano y con la otra le tapó la boca, y la metió a la casa. Se llevó los niños con esa intención de cometer algo peor”, remarcó.

La puerta que la vecina de Diana rompió a patadas para entrar.

Según Rosa, su hija había decidio terminar la relación con Marín hacía ya dos meses pero el sujeto no podía aceptarlo, así que hostigaba a la joven. “Siempre decía que se quería matar, que se quería colgar. Además siempre le tuve miedo por lo que pueda ocurrir. Hasta el jueves -día anterior al ataque- ellos fueron al Juzgado de Paz de 9 de Julio para arreglar sus temas, era la primera citación, pero cuando salieron y ella se iba a tomar el colectivo, este le agarró el brazo. Mi hija pudo sacárselo de encima y subirse, pero antes de llegar a casa me mandó un mensaje para que la esperara, me dijo: ‘Salí porque seguro viene atrás mío en la moto’. Después que llegó y empezamos hablar de la citación le empezaron a llegar mensajes, que se iba matar y otras cosas, mi hija se cansó y fue a la comisaría a hacer una exposición”, describió Rosa

En total, Diana tiene 11 puñaladas: 2 en la espalda, 1 en el cuello y 8 en el estómago, pero se recupera favorablemente.  “Estoy agradecida a todo lo que hicieron mis vecinos, y más a Daniela (Villegas) que rescató a mi hija porque si no lo hubiese hecho ahora estaríamos hablando de otra cosa”, concluyó Troncoso




Comentarios