Pasó en San Juan. Los damnificados pagaron más de $400 mil por un servicio que jamás prestaron.


Prometían la noche soñada, pero a pocos días de las fiestas desaparecían con todo el dinero. Después de ser denunciadas por nueve familias, las “organizadoras de eventos” sanjuaninas fueron atrapadas este miércoles por el personal de Defraudaciones y Estafas, y ahora se encuentran detenidas en la Central de Policía. Según la investigación, la estafa supera los 400 mil pesos.

Las sospechosas fueron identificadas como Natalia Maradona Flores (31) y Elizabeth Olivera (32). Ambas fueron denunciadas por nueve familias, a quienes les ofrecieron un servicio para cumpleaños de 15 y casamientos que jamás cumplieron. Uno de los casos fue publicado hace pocos días en Tiempo de San Juan, donde una familia contó que pagó 40 mil pesos anticipado por un catering pero una semana antes del festejo las mujeres desaparecieron.

Aparentemente las acusadas usaban un mismo modus operandi con sus víctimas. Se ofrecían como organizadoras de fiesta en las redes sociales, pactaban un encuentro y luego pedían cierto monto de dinero como “seña” (de $150.000, $30.000 o $40.000) por diferentes servicios. Sin embargo, días antes del evento dejaban de contestar los mensajes o decían que les habían robado todo.

Los contratos truchos que usaban las sospechosas con los clientes.

Maradona es quien se comunicaba con los clientes por mensajes de WhatsApp y les manifestaba que no iban a prestar el servicio que habían contratado. Según los denunciantes la mujer se mostraba compungida, lloraba y pedía disculpas, pero jamás devolvía el dinero que se le había entregado anticipadamente. Pero esto no es todo, hasta se animaba a denunciar los supuestos robos que había sufrido en la Comisaría 25º.

La causa está en manos del juez Benito Ortiz, del Primer Juzgado de Instrucción. Las sospechosas continuarán detenidas en la Central de Policía.




Comentarios