De milagro no hubo heridos entre los competidores y en particular el público.


Es común que el público se agolpe para sumarse a la emoción por la velocidad y la aventura del Safari Tras las Sierras que se desarrolla en Valle Fértil.

Sin embargo el sábado, la gente vivió en carne propia dos hechos que de milagro no dejó heridos, entre los corredores lo mismo que el público.

Los espectadores captaron como un Jeep que era parte del evento perdió el control, se fue del camino y volcó a escasos metros de donde se encontraba la gente mirando el paso de los competidores.

Pero no fue lo único, después una rueda se desprendió de otro de los vehículos y salió disparada hacia adelante mientras la gente corría hacia los lados para evitar que los impactara.


En esta nota:

Deportes


Comentarios