La víctima tiene 56 años y está fuera de peligro. La Policía cree que los ladrones se confundieron de blanco.


Un humilde mecánico de la provincia de San Juan vivió un episodio aterrador cuando tres desconocidos, a punta de arma, ingresaron a su taller y lo encañonaron con el fin de robarle. Esto es lo que ocurrió este miércoles en la tarde en el departamento Rivadavia, cuando Eduardo Álvarez (56) y un ayudante se encontraban arreglando un taxi. Para los investigadores los delincuentes se confundieron de “blanco”, ya que sólo pudieron llevarse una máquina y un par de celulares.

“Yo siempre abro a las 16 horas el segundo turno, y al ratito entró uno de los tipos para consultarme, se lo veía medio dubitativo, y ahí nomás entró corriendo otro de los ladrones con un arma. Con el mismo empecé a forcejear y en eso se le disparó un arma, en el cual no sentí nada, solo como un fogonazo, ahí nos empujaron al taller, nos tiraron al piso, entró otro más a revisar todo”, contó Álvarez a Tiempo de San Juan.

El violento robo sucedió pasadas las 16. Los delincuentes ingresaron al lugar dispuestos a todo, de hecho cuando el propietario intentó salir le apuntaron en la cabeza y luego le dispararon en la pierna. Afortunadamente por la herida estuvo internado apenas unas horas. “Me revisaron mi camioneta y estaba el remis de un cliente, que por suerte no sacaron nada. Lo que estamos estableciendo con el resto de los vecinos es que estas personas estuvieron desde temprano, porque han estado en la panadería y después cerca de donde venden alimento por calle San Miguel”, afirmó Álvarez.

Pero en el lugar no estaba el dinero que con tanta insistencia pedían. Por eso suponen los pesquisas que los sujetos ingresaron al taller por “error”. “Les dieron mal el dato, porque claramente esa gente iba preparara para algo más grande”, le confiaron al diario digital.




Comentarios