Se trata de un sanjuanino de 73 años que pidió ir a su casa por ser un "paciente de riesgo". Lo que dijo la fiscal.


Duro revés para el hombre que está acusado en San Juan de abusar sexualmente de su propia hija y tener seis hijos con ella. En medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, el anciano de 73 años había solicitado la prisión domiciliaria por ser un “paciente de riesgo” por su avanzada edad. Sin embargo, la fiscal del caso ya avisó que se opone rotundamente a que el presunto pervertido reciba este beneficio.

El acusado acaba de ser procesado por el delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido por un ascendiente -en un delito continuado. Esto se decidió en el Segundo Juzgado de Instrucción después de que las pruebas de ADN confirmaran que es el padre de los niños a los que crió como nietos.

El caso salió a la luz en julio pasado, pero recién en noviembre el “abuelo” fue detenido tras la confesión de su hija y nietas. La mujer declaró que fue víctima de violaciones a lo largo de tres décadas y que su primer hijo, producto de esas aberraciones, lo tuvo en 1993.

El hombre fue trasladado al Servicio Penitenciario de Chimbas, donde continuará con la prisión preventiva hasta que haya juicio. Es que si bien la defensa pidió la prisión domiciliaria por ser una persona mayor, además porque sufre hipertensión, el fiscal Renato Roca le hizo saber al juez de la causa que se opone tajantemente. 

Según publicó Tiempo de San Juan, el representante del Ministerio Público dijo que pese a que el hombre está dentro del grupo de riesgo, el detenido goza de un buen estado de salud y está medicado correctamente. También influyó que en San Juan no haya circulación viral, ya que sólo se detectaron 8 casos de coronavirus y quedan sólo dos en tratamiento: ambos son importados. 




Comentarios