Ocurrió en San Juan. El dueño de casa llegó y sorprendió al delincuente adentro de su vivienda, acompañado por la menor.


Tremenda sorpresa se llevó el propietario de una casa en San Juan cuando llegó de hacer trámites y se encontró a un delincuente metido adentro. Lo grave no fue sólo que el ladrón estaba revisando todo sino que, además, estaba acompañado por una nena de 2 años que, se presume, sería su hija.

El hecho delictivo ocurrió en una vivienda de Rivadavia, un distrito al Oeste de la provincia cuyana. Según publicó Diario La Provincia SJ, el domicilio es en Callejón Ullum y Avenida Benavídez. La víctima es un hombre de 37 años que sorprendió al malviviente en pleno escruche. Cuando el hombre lo increpó se dio cuenta de que en el fondo había una nena chiquita, que acompañaba al maleante, sin entender nada de lo que sucedía. 

El vecino llamó a la Policía y rápidamente llegaron al lugar efectivos de la Comisaría 23°. Los uniformados redujeron al ladrón que fue identificado con el apellido Ruarte Campillay, tiene 33 años y quedó detenido.  En una frazada, el delincuente había envuelto todo lo que quería llevarse del lugar, entre ello, un televisor de 49 pulgadas. 

La Justicia le dio intervención al Fuero Especial de Flagrancia porque Ruarte Campillay fue atrapado in fraganti y en los próximos días será juzgado por el delito de robo calificado. Los investigadores creen que la nena con la que estaba es su hija y dieron intervención a la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia que la derivó con un familiar mientras la asisten para evaluar que no haya más derechos vulnerados. El episodio conmovió a los vecinos de la zona. 




Comentarios