Barrick deberá pagar una multa de 9,3 millones de dólares por cometer "faltas graves" contra el medio ambiente en el vecino país.


Fueron cinco los cargos de clausura levantados por la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) de Chile por faltas cometidas por la empresa Barrick en el proyecto minero binacional Pascua Lama. En San Juan estaba ubicada una parte de la mina, que iba amino a convertirse en la mina más grande de oro del mundo. Finalmente, el Primer Tribunal Ambiental decidió la clausura total y definitiva del proyecto y le aplicó a la multinacional canadiense una multa de 9,3 millones de dólares.

De las cinco faltas, el Tribunal chileno se acoge a tres de ellas: incumplimientos ambientales respecto al monitoreo de glaciares y glaciaretes, uso de una metodología de cálculo de niveles de alerta de calidad de aguas no autorizada y el monitoreo y descarga de aguas de contacto al río Estrecho.

“La Superintendencia obró dentro del ámbito de la legalidad ponderando correctamente los elementos de la proporcionalidad al optar por la sanción de clausura definitiva y no por una clausura parcial o temporal acotada ya que la magnitud del peligro de daño en la salud de las personas hace necesario el cierre del proyecto minero Pascua Lama al no parecer viables otras alternativas de funcionamiento seguro para el medioambiente y la salud de la población”, dijo Mauricio Oviedo, presidente del Primer Tribunal Ambiental de Chile, al explicar los fundamentos del fallo.

Finalmente, Oviedo agregó: “La empresa falló en la implementación de un conjunto de medidas, tanto de infraestructura como organizacional, al no ser capaces de cumplir estrictamente su licencia ambiental y en consecuencia no lograr proteger adecuadamente el medioambiente y la salud de las personas”.




Comentarios