Vecinos de la ciudad sanluiseña están hartos y dicen que no pueden ni ir a trabajar. Sin embargo el jefe de la Comisaría 5ª negó que haya una ola de robos.


Los vecinos de Juana Koslay, a unos 25,18 kilómetros de la capital puntana, denunciaron en reiteradas oportunidades que la tranquila ciudad ya no lo es. Suceden robos a cualquier hora y los ciudadanos están cansados: “No podemos ni salir a trabajar”.

La comunidad de Juana Koslay aseguró que los delitos “se han convertido en una constante”.

El Chorrillero dialogó con los vecinos en las calles de Campamento Las Chacras, Pancanta, Los Pejes, Avenida Pueyrredón, Montiel y Puesta del Sol (donde vive un importante funcionario del Gobierno de San Luis).

Inseguridad en Juana Koslay.

A pesar de que todas las víctimas de robos realizaron la denuncia en la Comisaría 5ª y 34ª de la ciudad, contaron al mencionado medio las horribles experiencias que vivieron, pero pidieron que “no se difunda su identidad para evitar problemas”.

El 19 de octubre, Adriana Morillo fue víctima de robo en el barrio Cerros Colorados. Los delincuentes esperaron a que se fuera y le desvalijaron la casa. Antes de irse le dejaron un mensaje en el pizarrón de su pequeña hija que decía: “Vamos a volver”. 

Amenaza que los ladrones le dejaron a la mujer.

En esa oportunidad le sustrajeron dos televisores, una cámara de fotos Nikon, un microondas, una tostadora, una computadora de escritorio, una guitarra criolla nueva con estuche, una juguera, una cafetera, entre otras cosas.

El mencionado medió aseguró que si bien la denuncia fue radicada en la Comisaría 34ª y pese a que ya se logró rastrear algunos objetos robados, la Policía “no actúa”.

Otra zona afectada es el barrio 274 Viviendas. Los vecinos aseguran que los delincuentes viven en la zona y se movilizan en vehículos para cometer los ultrajes.

En octubre, Melisa también fue víctima de la inseguridad cuando cerca de las 17, le forcejearon las ventanas y se llevaron un Smart TV, un horno eléctrico y una computadora.

“Estamos cansados porque se hicieron muchos reclamos y no sabemos qué hacer”, dijo harta y enojada Nancy Míguez, otra víctima del mismo barrio.

El ultimo hecho que se conoció fue el de un delincuente que llegó en bici hasta una casa, ubicada calle Cañada Honda y Cerro de la Cruz, y se robó un Audi TT, entre otras pertenencias. Fue hallado en la zona oeste de la ciudad de San Luis.

Los vecinos para protegerse han creado grupos de Whatsapp. Sin embargo, solicitan una mayor presencia policial y un control “más estricto”.

Desde la Policía aseguran que analizan hacer un replanteo 

Ante tantos hechos delictivos, en tan poco tiempo, el mencionado medio se comunicó con el jefe de la Unidad Regional Nº 1, Hernán Soloa y le consultó qué está pasando en Juana Koslay y qué medidas tomarán para evitar que ésto siga sucediendo. Soloa declaró que está “en conocimiento de los hechos” y que han realizado “un replanteo” en la operatividad.

“Para nosotros es una alerta y lo que hicimos fue aumentar Los recursos humanos y unidades. Esto no solo abarca Juana Koslay sino que también Potrero de los Funes, El Volcán, Estancia Grande, El Trapiche”, explicó Soloa.

Luego manifestó que que “podrán contener la situación como en otras jurisdicciones”. Por otra parte, dijo que que “no se trata de una psicosis” generalizada y que la respuesta a la ciudadanía es “trabajar”.

Alejandro Molina, jefe de la Comisaría 5ª negó que haya una ola de robos y que en las últimas semanas fueron tres y que en octubre no se registraron denuncias.

Hemos tenido aquí una jurisdicción bastante tranquila. Tenemos la colaboración de los barrios. La denuncia es lo más importante”, aseguró Molina.

Lo cierto es que vecinos de Juana Koslay están lejos de llevar una vida más calma y quieren soluciones inmediatas.




Comentarios