Los empleados que trabajaban en ese edificio fueron absorvidos por las otras sucursales.


La crisis económica que atraviesa el país obligó al cierre de otro histórico comercio de San Luis. En octubre fue el final de la Compañía Industrial de Artículos de Látex (Cidal), que fabricaba preservativos y las inolvidables “bombuchas”, esta semana bajó sus persianas el local de Minicuotas Ribeiro ubicado en la calle Rivadavia de Capital.

Desde el sábado, en las vidrieras solo se ven cartones. El año pasado, la firma ya había cerrado el local de avenida Centenario, de esta manera solo queda en Ciudad el de calle Colón. 

Los empleados que trabajaban en ese edificio fueron absorvidos por las otras sucursales, informa El Diario de la República.

Bernardino Orozco, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio dijo: “En principio, esta empresa se presentó en el Ministerio de Trabajo por estar en una situación económica difícil y se llegó a un acuerdo con la federación en cuanto a de qué forma iba a cumplir con sus compromisos. Lo importante de esto es tratar de que la empresa no cierre la totalidad de sus sedes y es, inclusive, la intención del hijo del señor Ribeiro”, detalló Orozco, en referencia al actual gerente, Manuel Ribeiro.

Hay sucursales en La Toma, Quines y Justo Daract, que cerraron sus puertas el año pasado. En ese momento los empleados arreglaron sus situaciones laborales con la firma sin intervención del sindicato por retiro voluntario con indemnización. Los empleados desvinculados fueron de 10 a 12.




Comentarios