Esta medida busca contener a las víctimas de violencia de género.


La Secretaría de la Mujer y de la Subsecretaría de Transporte mantuvieron una reunión con representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para definir la implementación del “boleto rojo”, una medida que busca asistir a las mujeres y la comunidad LGBTIQ+ que atraviesen alguna situación de maltrato.

El encuentro sirvió para conocer el compromiso de los trabajadores de la empresa Sol Bus, que presta el servicio de transporte urbano en la ciudad de Villa Mercedes y pulir cómo será el protocolo a implementar.

Al finalizar el encuentro, acordaron una nueva reunión a la que se sumarán los choferes de colectivo.

La víctima de violencia que pida el “boleto rojo” al abordar el transporte público será trasladada gratuitamente los organismos pertinentes para recibir asistencia y contención profesional.




Comentarios