El gobernador llamó a que se respeten los horarios para hacer sus actividades.


“Voy a recordar los tres principios que nos rigen en esta pandemia y que son las normas generales que seguimos y son para todos igual. El primero es el uso del espacio público, modalidades del lugar, dijimos de la casa al trabajo y del trabajo a la casa. Ese es el concepto cultural que debemos manejar los puntanos y puntanas ante esta pandemia. El otro principio es el del tiempo, a la luz del sol y a los ojos de Dios. Todas nuestras actividades tratemos de realizarlas a la hora del sol, porque es el momento de mayor control social, la hora en que todo el mundo hace sus acciones rápido, de manera correcta y cuidándonos. Y la última es una cuestión de forma: el que rompe, paga”, remarcó Alberto.

La reflexión del gobernador fue en el contexto de un alerta epidemiológica informada el pasado viernes cuando un avión aterrizó en una estancia cerca de La Toma, en este sentido informó que “el sábado la jueza Patricia Besso ordenó el allanamiento a la estancia, el secuestro de la aeronave y la cuarentena de los tripulantes adonde se produjo el hecho. Sin distinción. Desde el más humilde al más poderoso. El que rompe, paga”, indicó.

“¿Se puede venir a San Luis en una aeronave?. Sí, se puede. Hay que pedir autorización a la Nación, a quienes controlan el espacio aéreo; y un permiso provincial para aterrizar en San Luis. Y esa autorización para venir a San Luis es adherir al protocolo que tenemos establecido” agregó el gobernador.

Estos preceptos no se han cumplido, o no se habrían cumplido, lo dirá la jueza. Por eso ordenó el allanamiento de la estancia, el secuestro de la nave y dispuso la cuarentena de los tripulantes. Obviamente, está el sumario penal correspondiente y la actividad administrativa para saber si se cumplen los requisitos para la multa.




Comentarios