Este viernes el servicio se verá interrumpido de 7 a 10 y de 16 a 19.


Nuevamente los usuarios padecerán la falta del transporte interurbano este viernes. Los trabajadores llevarán adelante asambleas en punta de línea durante seis horas, durante ese tiempo no habrá servicio.

El reclamo definido por la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) en San Luis obedece a la falta de pago de los haberes correspondientes a julio. Hoy se cumplía el plazo para que las compañías abonen los salarios.

“Ayer tuvimos una audiencia en Relaciones Laborales. Hubo un principio de acuerdo para pagar la deuda anterior en tres cuotas, pero dijeron no tener dinero para los sueldos de julio”, explicó el secretario gremial de la UTA, Lucio Orozco.

Orozco transmitió su malestar porque el conflicto parece no tener fin: “Siempre es lo mismo. Aducen que los subsidios son pocos y no alcanzan. Es faltarle el respeto al trabajador y a los usuarios”.

El sindicalista aclaró que durante el fin de semana la prestación será con normalidad. El domingo por la tarde se reunirán para definir si persisten las asambleas o llaman a un paro total.

Las empresas quieren pagar y hacer lo que quieren. La secretaría de Transporte y el Gobierno provincial tienen que darle un corte definitivo a esto”, sostuvo.




Comentarios