Con la complicidad de La Beriso, el joven le pidió matrimonio a su novia en pleno recital, ante unas 45.000 personas.


“Siempre tuve el sueño de hacer algo grande, distinto para pedirle matrimonio a la persona que yo supiera que es el amor de mi vida”, reveló Juan Seco (31).

“No lo podía creer, me salían las lágrimas, me reía. Después todos nos aplaudían y saludaban en la calle. Todavía estamos nerviosos por todo”, contó Giuliana Bravo (26).

Ambas frases corresponden a la pareja que el miércoles por la noche dio la nota en la Fiesta Nacional del Chivo en Malargüe durante el recital de La Beriso.

En pleno espectáculo ambos subieron al escenario con la complicidad de la banda, para Giuliana todo era para sacarse una foto con Rolando Sartorio, el líder del grupo, pero en realidad Juan tenía otras intenciones. Ante unas 45.000 personas, se arrodilló delante de su amada y como un caballero andante, le pidió matrimonio.

La idea de hacer tamaño gesto es de hace tiempo y tomó color cuando se enteró que La Beriso actuaría en el festival.

Unos 10 días antes le envié un mensaje al intendente Ojeda por las redes sociales para pedirle ayuda y le conté mis planes. El solo me pidió un teléfono de contacto y me dijo que después me iba llamar. Pasaron los días y pensé que no me iba a llamar más, pero ese día recibí un llamado de un número desconocido y me dicen ´soy el intendente, ya lo tengo todo listo` y ahí me volví loco. Es más no había comprado el anillo, le conté a mi mamá, mi hermana me prestó la plata porque todavía no cobraba y lo fui a comprar”, relató el feliz novio.

El plan marchaba sobre ruedas. La pareja debía llegar al predio lo más temprano posible, y el jefe comunal pondría a Juan con los representantes de la banda para coordinar todo. El momento clave sería en el tema “Pensamiento”.

Colmado el predio del festival del Chivo para ver a La Beriso.

El detalle es que cuando llegaron a la cola “había dos cuadras y media de gente esperando para entrar y no avanzaba más. El intendente tuvo que enviar a unas personas de seguridad par que me hicieran pasar, me miraban todo con cara de enojo como diciendo porque a él si y nosotros no”, sostuvo Juan.

Una vez que sortearon el último obstáculo, llegó el gran momento. Con muy buena predisposición Rolo Sartorio los hizo subir al escenario “estaba muy nerviosa pero pensé que se trataba de una foto, nada más, ya estaba feliz, pero cuando el cantante le dijo a Juan que agarrara el micrófono, me dijo si me casaría con él y se arrodillo, fue algo inimaginable. Cuando miré al público y veía todos esos celulares filmando no lo podía creer. Después la gente en la calle nos gritaba viva el amor, felicitaciones, nos aplaudían y la mayoría son desconocidos. Esa noche no dormimos de los nervios”, comentó Giuliana.

Juan le pidió matrimonio a su novia en el recital de La Beriso.

Ahora los planes de la boda están en marcha, fecha no hay por ahora pero si le pusieron todas las fichas para terminar cuanto antes la casa que con mucho esfuerzo están construyendo y luego dar el “si quiero”.

“El intendente Ojeda va a ser el primer invitado”, dijo Juan y Giuliana agregó “me encantaría hacer algo, lo que sea, e invitar a toda la familia, a los amigos, a todo el mundo”.

Lo que le resta resolver a la pareja y no es para nada simple, es que van a hacer con las 45.000 almas que fueron parte de ese instante sin igual, saltaron de alegría junto a ellos y por supuesto, como se los hacen saber a través de las redes sociales, también quieren acompañarlos en la fiesta.




Comentarios