Únicamente está habilitada la ruta 7. Hay riesgo de desabastecimiento en el sur mendocino.


El sábado amaneció con un nuevo conflicto interprovincial. Con la excusa de mantener el estatus sanitario durante la pandemia, San Luis decidió unilateralmente cortar el tránsito en la ruta nacional 188 y solamente se puede atravesar la provincia por la ruta nacional 7. La medida dispuesta por el gobernador Alberto Rodríguez Saá alcanza tanto a vehículos particulares como también al transporte de cargas.

La noticia se conoció en la mañana de hoy a través de un comunicado que emanó desde la Policía mendocina: “La provincia de San Luis comunica que la ruta 188 se encuentra cortada, ida y vuelta, incluido el transporte de cargas por lo que deben circular por la ruta 7 hasta nueva orden”, informaron.

La decisión del gobierno puntano generó malestar, principalmente en el sur mendocino, y desde las cámaras empresariales además de calificar la medida de autoritaria adelantan que de continuar cerrado el caminio habrá desabastecimiento en la zona.

“Es una irresponsabilidad y está sobredimensionado el cuidado que dice hacer San Luis. El Gobierno nacional no puede ser cómplice de San Luis en el manejo de la situación”, sostuvo Andrés Vavrik, presidente de la Cámara de Comercio de General Alvear.

“Es una locura absoluta. No entiendo como el Gobierno Nacional no toma medidas con San Luis. Ellos dicen una cosa y San Luis hace otra. Si quieren que nadie se detenga que le coloquen una guardia policial pero no puede cortar el tráfico de una ruta nacional. Que pasa con la gente que quiere volver a sus hogares y debe pasar por San Luis, como lo hace”, afirmó Osvaldo Fernández, presidente de la Cámara empresaria de San Rafael.

En ambos casos, los dirigentes coincidieron en que “se corre un riesgo serio de desabastecimiento”, dijo Vavrik, y Fernández insistió “en el caso de la ganadería no se puede mover hacienda, pero tampoco puede entrar mercadería o insumos ni tampoco salir productos desde Mendoza. Es una locura”.

Walther Marcolini, intendente de General Alvear, comentó que “el gobernador (Rodolfo) Suárez comenzó a hacer gestiones desde hoy. Se iba a comunicar con el ministro del Interior, Wado de Pedro, para informarle de la situación y que intercedieran. También se consultó a la Justicia Federal. No corresponde la decisión que tomó San Luis, hay que levantar ese corte de ruta porque el riesgo de desabastecimiento es muy cierto pero además pone en problemas a Unión en San Luis porque hay empresas que van desde Alvear a proveerlos, como en el caso del gas envasado. El intendente de Unión también está muy preocupado”, comentó el jefe comunal.



Comentarios