Mendoza y La Pampa comenzaron a estudiar las obras que se necesitan para cumplir con el fallo de la Corte.


Convocados por el gobierno nacional, Mendoza y La Pampa se sentaron a la mesa para iniciar el debate sobre las obras y mecanismos que adoptaran para cumplir con el fallo de la Corte que estableció un caudal mínimo del río Atuel en el límite entre ambas provincias de 3,2 m3/s.

De la primera reunión de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) que se realizó el miércoles de manera virtual participaron principalmente los equipos técnicos.

Nuestro análisis del fallo es que el caudal es progresivo y en función de las obras que se acuerden y se realicen, lo que requiere previamente un plan de obras; y luego un proceso de monitoreo sobre esas obras hasta alcanzar un caudal de 3,2 metros cúbicos por segundo”, dijo el ministro de Gobierno mendocino Víctor Ibáñez.

“En su momento, Mendoza adhirió al plan de obras que había presentado la Nación en el expediente, y es lo que está defendiendo la Provincia desde lo técnico. Es tiempo ahora de analizar cómo será, por un lado, el financiamiento para hacer las obras y, por el otro, el proceso posterior de monitoreo de las obras ejecutadas”, remarcó el Ministro.

La posición de Mendoza se apoya en abordar seriamente cómo se financiarán las obras, acordarlas, y hacerlas para aumentar la oferta hídrica, en sintonía también con lo señalado por la Corte.

“Es importante destacar que Mendoza asienta técnicamente su lectura del fallo en el concepto de que para alcanzar la cuota de 3,2 metros cúbicos por segundo, inviable hoy por hoy, se requiere de un plan de obras, acordado con La Pampa y la Nación”, concluyó el Ministro.




Comentarios