No está de acuerdo con el cierre de actividades en su territorio. Quiere controlar el ingreso.


El intendente de San Rafael, Emir Félix, no se mostró convencido de las nuevas medidas restrictivas que implementó el gobernador Rodolfo Suárez y está molesto porque nunca lo consultaron desde Casa de Gobierno antes de redactar el decreto.

Ante esta situación, Félix evalúa desde la primera hora de hoy qué hará. “Yo no quiero cerrar nada, quiero que el Gobierno me ayude a controlar la ruta porque viene al departamento gente que está eximida y puede circular, pero no viene a desarrollar las actividades por las cuales tiene el permiso“, afirmó el jefe comunal.

Para Félix, el departamento mantiene en cero su registro de contagios, ya que no reconocen como positivo el caso en Jaime Prats.

Otro de los pedidos del intendente sanrafaelino ha sido que los efectivos policiales de San Rafael (son alrededor de 250) no viajen a cumplir tareas en el área metropolitana, para cerrarle otra vía de ingreso al virus. Pero esa nota enviada al Gobierno no recibió respuesta, salvo la negativa expresada por los medios.

Funnte: Mdz




Comentarios