El gobernador Miguel Lifschitz rechazó la advertencia del peronismo sobre el déficit con el que terminará su gestión.


Con pocos días por delante para enviar el proyecto a la Legislatura, Miguel Lifschitz puso reparos este lunes ante las advertencias del futuro gobierno provincial sobre el déficit con el que cerraría su mandato como argumento para postergar el debate sobre el Presupuesto 2020.

Nadie puede estimar qué va a ocurrir de acá a fin de año“, estamos en un escenario económico muy dinámico”, reiteró el mandatario a la hora de relativizar los cálculos del equipo que asesora al senador nacional Omar Perotti. Desde el peronismo anticiparon que el rojo en las cuentas de la Casa Gris en diciembre equivaldrá a “dos masas salariales” y el exintendente rosarino contestó: “No tenemos la misma proyección”.

El ministro de Economía Gonzalo Saglione no está de acuerdo con el pedido para dilatar hasta fin de año la redacción y aprobación de la ley de leyes y apuesta al acuerdo con quienes representan al gobernador electo. Referentes del Partido Justicialista (PJ) respondieron ante la consulta de Rosario/12 que cumplir dentro de los plazos habituales les impediría contar con un presupuesto “ajustado a la realidad” y en cambio discutirían “un dibujo”.

“Trabajamos activamente y esperamos que la Nación cumpla con los compromisos que tiene, fundamentalmente con la caja de jubilaciones”, aseguró Lifschitz sobre su plan de acción para lo que resta del mandato. Si bien hay muchas variables a monitorear, entre las que destacó la cotización del dólar y la recaudación, remarcó que los recursos que adeuda la Casa Rosada le permitirían “llegar prácticamente sin déficit” a concluir el período.




Comentarios