El santafesino ya estuvo en el radar de Macri y Reutemann desde su retiro como futbolista profesional.


Antes de ingresar al quirófano para la colocación de una prótesis en su tobillo izquierdo, Gabriel Batistuta ratificó este lunes que sigue interesado en la política. A poco más de un mes de las elecciones nacionales, pidió respeto como una de las personas que trabaja “día y noche para hacer crecer el país”.

“Cuando me retiré del fútbol, quise invertir en mi país cada peso que había podido ganar y pagar los impuestos hasta el último centésimo, respetar las leyes, entregar alma y cuerpo”, manifestó el exjugador. De esta manera retomó una cuestión que ya había abordado a principios de año, cuando criticó públicamente la falta de obras viales cerca de su Reconquista natal.

Si bien no es la primera vez que toca el tema, el santafesino todavía no se animó a trabajar como dirigente político. Pero no fue por falta de oportunidades. En 2010 lo sondearon allegados al exgobernador Carlos Reutemann y este verano apareció en la mira de Cambiemos como un tapado para competir en las elecciones pprovinciales, pero siempre dijo que no.

Cuando los aliados del “Lole” pensaron en él como candidato por primera vez, “Batigol” reconoció la oferta e incluso publicó una nota en la que explicó: “El ejercicio de este rol requiere una capacitación que hoy no poseo“.

Casi diez años después, el ex Boca y Newell’s se pronunció en medio de la crisis económica que se acentuó tras las primarias de agosto. “Ojalá que seamos respetados y estimulados para seguir trabajando, invirtiendo, confiando y comprometiéndonos para sacar a la Argentina de una vez por todas“, comentó a través de redes sociales.




Comentarios