Según la Fiscalía, el crimen se cometió en el interior de la vivienda de barrio Schneider donde vivía la pareja.


Tras el hallazgo del cuerpo de Ana María Alurralde, la hermana del juez federal de Reconquista Aldo Alurralde, en un zanjón de General Paz y callejón Las Mandarinas, se conocieron nuevos datos sobre el asesinato que ideó el autor material del crimen.

Según la pesquisa judicial que llevó a cabo la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), la hermana del magistrad fue asesinada por golpes en el rostro y cráneo el jueves por la tarde noche.

Al día siguiente, Daniel F., su pareja y principal sospechoso del crimen, llamó al hermano de la víctima para informarle que Ana María se encontraba desaparecida y que la misma había dejado una nota escrita sobre la mesa.

De todas maneras hubo inconsistencias en su relato ya que el acusado dijo que la mujerse haía ido en auto cuando ella no sabe conducir. Esto generó sospechas en la fiscal Barbara Ilera quien intervino en un primer momento cuando la víctima era buscada.

De la investigación además surgió que en la vivienda donde residía la pareja –en Regis Martínez al 3900 del barrio Schneider- los peritos de la PDI hallaron rastros de sangre que eran compatibles con la víctima por lo cual se estimó que el homicidio se cometió ahí mismo y que tras el fallecimiento de la mujer, el asesino limpió la escena del crimen.

La Fiscalía sospecha que el autor del homicidio trasladó horas después el cuerpo hacia el zanjón donde fue hallado, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Santa Fe. Presentaba lesiones en la cabza y estaba envuelto con bolsas de residuos.

Hasta el momento Daniel F. permanece detenido acusado de ser el autor del asesinato y en las próximas horas será imputado en los Tribunales provinciales.




Comentarios