El Tomba sumó su sexta derrota consecutiva y el "Pulga" Rodríguez salió lesionado sobre el final.


Ya con el clásico santafesino en el retrovisor, Colón derrotó a Godoy Cruz por 2 a 1 este lunes y tomó aire en la lucha por evitar el descenso. Los mendocinos dieron pelea en los últimos minutos, pero no pudieron evitar su sexta derrota consecutiva en la décima fecha de la Superliga.

En una primera media hora pareja, el Sabalero gozó de la eficacia que le faltó al Tomba cuando Tomás Badaloni reventó el travesaño en el área rival.

Así Fernando Zuqui abrió la cuenta desvío mediante tras rematar desde 25 metros para convertirle al club en el que debutó en Primera siete años atrás. Minutos más tarde, Wilson Morelo amplió la diferencia, pero Leandro Vella descontó rápidamente y el complemento empezó con final abierto.

De la mano de Luis Rodríguez, los dirigidos por Pablo Lavallén contaron con varias ocasiones para liquidar el pleito en el complemento gracias al buen ingreso de Gabriel Esparza. Sin embargo, los goles no llegaron y el Bodeguero reaccionó en los 15 minutos finales. Por desgracia para Daniel Oldrá, Badaloni no pudo acertar en la última que tuvo y Leonardo Burián le tapó un cabezazo a quemarropa para asegurar la victoria.

Para los locales tampoco fue todo color de rosa, ya que el “Pulga” se retiró lesionado y despertó la preocupación de compañeros y cuerpo técnico a menos de tres semanas de la final de Copa Sudamericana con Independiente del Valle en Asunción.

Colón estiró a 6 puntos la diferencia sobre Patronato y Rosario Central, los equipos que están al borde de la zona de descenso directo en la tabla de promedios.

Godoy Cruz acumuló su sexta caída consecutiva y tiene el peor registro de la Superliga con una victoria y nueve derrotas. Sólo Gimnasia y Esgrima de La Plata arrastra un déficit similar en el torneo con 4 unidades, la mitad de lo que cosechó Aldosivi.




Comentarios