Tras la aprobación de la Ley de Necesidad Pública el titular de la Casa Gris buscó poner paños fríos en la casi nula relación con el referente socialista.


En medio de la crisis que genera la pandemia de coronavirus y tras haber logrado que se apruebe la Ley de Necesidad Pública, el gobernador Omar Perotti intentó exponer su intención de mejorar el casi nulo vínculo con el presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

Este jueves, el rafaelino dijo que “no hay margen para no trabajar juntos” cuando le consultaron sobre el presente de la relación con el referente de socialismo que estuvo al frente de la Casa Gris hasta el 10 de diciembre pasado.

“Seguramente habrá y habrá muchas fotos con Lifschitz, porque además forma parte del comité de emergencias”, precisó Perotti en una entrevista con Radio 2.

Lifschitz rompió el silencio mediático hace pocos días una vez que su bloque en Diputados dio el cuórum para que se trate la Ley de Necesidad Pública, que finalmente se aprobó con abstención del Frente Progresista.

“La descalificación y el agravio hacia mi persona ha sido permanente”, dijo el ex gobernador durante la sesión extraordinaria en al Legislatura. Sin embargo, se mostró dispuesto a trabajar “codo a codo” con Perotti en el comité de emergencia por el brote de COVID-19.

“No tuve la suerte del actual gobernador de sacar leyes tan importantes y de manera tan rápida”, expresó el referente socialista.




Comentarios