Ciudades y pueblos pueden pedir salidas de esparcimiento u otras medidas, pero la Provincia tiene la última palabra.


A partir de la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 10 de mayo, el gobernador Omar Perotti estableció que las salidas recreativas en Santa Fe serán resueltas “en todos los casos por acto expreso” del Poder Ejecutivo.

A través del Decreto 0363, el mandatario dispuso que cualquier excepción en el marco de la nueva fase del aislamiento social deberá contar con un informe favorable del Ministerio de Salud de la provincia.

La normativa vigente desde este lunes en la bota incluye entre los requisitos las “declaraciones juradas, protocolos sanitarios y de prevención general a observarse en cada caso según lo disponga el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social”.

En el caso específico de las salidas recreativas, el artículo 5 señaló que la Casa Gris tendrá la última palabra luego de la “consulta con las autoridades locales”.

Para revisar la situación, Perotti convocó a los senadores departamentales y junto a su ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, decidieron realizar una nueva videoconferencia. De esta forma, el Comité de Emergencia Provincial planea analizar en detalle este miércoles las nuevas excepciones propuestas para actividades durante la cuarentena.

Así “se definirán en conjunto las restricciones, requisitos y modalidades aplicables”, tanto en relación a Rosario y Santa Fe como en las localidades más chicas que “presenten cuadros complejos desde el punto de vista de la situación epidemiológica y la circulación viral”.

En los lugares restantes, las habilitaciones correspondientes serán otorgadas con los mismos requisitos luego de que las autoridades locales eleven las solicitudes respectivas. El pedido precisa adjuntos los protocolos de control y modalidades aplicables.

En todos los casos se considerarán “los diferentes grupos poblacionales y en especial los considerados de riesgo en relación a la enfermedad a los fines de evitar aglomeraciones“. Asimismo se propone “la fijación de diferentes días, turnos u horarios para la realización de las actividades permitidas con el mismo fin”.

Finalmente, la norma ratifica que en los casos en que se habiliten las salidas breves para caminatas de esparcimiento, será obligatorio el uso de elementos de protección de nariz, boca y mentón.




Comentarios