El ministro provincial aseguró que el Gobierno santafesino sostendrá "a rajatabla la política sanitaria".


El ministro de Gestión Pública de Santa Fe, Rubén Michlig, le restó importancia al documento que firmaron intelectuales y políticos argentinos para plantear que Argentina vive una “infectadura” frente a la pandemia. “No cabe duda de que es una continuidad de la grieta que se ha manifestado en los últimos años”, aseveró este martes.

El funcionario consideró que el debate suscitado es apenas “una variante más” de la brecha entre peronistas y antiperonistas. A su vez, consideró que “queda claro de qué lado está” el Gobierno provincial en función de las acciones que lleva a cabo desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

A partir de las críticas vertidas por los opositores al Ejecutivo nacional, el representante de la Casa Gris aseguró: “No nos vamos a mover“. Sobre esa línea planteó que trabajarán “sobre todo” para atender “las necesidades de los que menos tienen” y continuarán con una “fuerte asistencia para garantizar alimento a todos los santafesinos”.

“Seguimos sosteniendo a rajatabla la política sanitaria, priorizando la vida y sosteniendo la actividad económica con todas las dificultades que esto implica”, manifestó Michlig en un reportaje con LT8. El día anterior, uno de los hombres de confianza del gobernador Omar Perotti encabezó la conferencia en la que anunció medidas para ayudar a clubes de barrio y a quienes prestan servicios aún no exceptuados de la cuarentena.




Comentarios