En la vecina Reconquista en forma simultánea se convocó a un "ruidazo" a favor de la estatización de la compañía.


Tal como ocurrió el pasado 20 de Junio, el Día de la Independencia fue el epicentro de una concentración que fue respaldada por un nutrido número de vecinos de la localidad de Avellaneda, ciudad sede de Vicentin, en contra de la intervención estatal en la empresa agroexportadora.

Pasadas las 15, un numeroso grupo de personas empezó a llegarse a la intersección de la Ruta Nacional 11 y calle 21, donde flameaba una imponente bandera argentina sostenida desde una grúa.

En Avellaneda los vecinos salieron una vez más a la calle a protestar en contra de la intervención de Vicentin. (Twitter)

Mientras sonaba “Color esperanza” el tema que hizo popular en plena crisis de 2001 Diego Torres, los asistentes se encontraban en ambas banquinas de la traza. La consigna que difundieron los organizadores fue la de hacerse escuchar para “respetar la libertad, la república y la propiedad privada”. 

En la previa del evento en Avellaneda, se esperaba que el feriado ayudara a que la convocatoria sea masiva, y se sumaran a ella no sólo productores agropecuarios, empresarios y referentes de firmas asociadas a Vicentin, sino también gran cantidad de vecinos de la ciudad donde se fundó el conglomerado. Dioniosio Scarpin, el mandatario radical local también acompañó. El marco de público terminó siendo el esperado.

En Avellaneda los vecinos salieron una vez más a la calle a protestar en contra de la intervención de Vicentin. (Twitter)

A pocas cuadras de allí, arroyo El Rey de por medio, en la vecina ciudad de Reconquista casi en forma simultánea se desarrolló una manifestación a favor del polémico plan de estatización de Vicentin. como ocurrió el último 20 de junio, 

Los vecinos de Avellaneda se dieron cito en el cruce de la Ruta 11 y calle 21 en contra de la intervención de Vicentin. (Captura de TV)

“Defender la soberanía y evitar la extranjerización” fue el lema que desplegaron quienes respaldan el plan del Ejecutivo nacional. Aunque dicha concentración era menos numerosa que la de Avellaneda.

El “ruidazo” al que convocaron gremios y el propio intendente, el kirchnerista Amadeo Vallejo, inició en el acceso sur de la localidad y se desplazó hacia la plaza central, justo frente a la sede del Banco Nación.

Como ambas concentraciones fueron en forma simultánea, una importante presencia policial apostada en el puente de la Ruta 11 sobre el arroyo El Rey fue dispuesta para evitar incidentes que en ningún momento de presentaron.




Comentarios