Este viernes se convocó a una sesión conjunta por denuncias contra funcionarios del Ministerio Público de la Acusación.


La renuncia del fiscal regional de Rosario, Patricio Serjal, bajo sospecha por corrupción derivó en la convocatoria a una sesión conjunta urgente en la Legislatura provincial. Allí se tratará este caso, pero senadores peronistas renovarán además el pedido de destitución de otras autoridades judiciales con investigaciones abiertas en ese ámbito.

Como representante del departamento Castellanos y hombre de confianza del gobernador, Alcides Calvo aseguró que sus compañeros de bloque apoyarán la remoción del fiscal Gustavo Ponce Asahad. El funcionario se encuentra bajo prisión preventiva desde el martes y la comisión bicameral de Acuerdos propuso en primer término la suspensión por 180 días y el recorte del 50% de su sueldo.

En diálogo con Radio 2, el senador opinó que las denuncias recibidas por la Legislatura “ameritan prácticamente la destitución no sólo de dos sino de cuatro” representantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA). Así sumó a la lista al jefe de la unidad de Homicidios Dolosos de Rosario, Adrián Spelta, cuyo desempeño evalúan en relación al proceso penal previo al asesinato del presunto narcotraficante Emanuel “Ema Pimpi” Sandoval.

Integrantes de ambas cámaras deben darse cita a partir de las 13 para abordar la crisis institucional en relación a las investigaciones en curso. Entre los expedientes en trámite se cuenta también el del fiscal venadense Mauro Blanco, denunciado por supuestos vínculos con un dealer.




Comentarios