En lo va del año ya se realizaron más de mil operativos por este tipo de siniestros en la capital provincial.


Los Bomberos Zapadores de Santa Fe ya intervinieron en más de mil incendios en lo que va del año en el ámbito de la capital y zonas aledañas. A partir de la quema de pastizales y descampados, en los primeros días de este mes el promedio subió hasta superar las 10 salidas al día.

Voceros de esa agrupación, cuya sede central está en 9 de Julio al 2400, frente a la céntrica plaza San Martín, le dijeron a Télam que los focos en campos, bañados y zonas de defensa contra el río “vienen aumentando en los últimos días”. Como ejemplo recordaron que el último martes realizaron 13 intervenciones.

Esta semana se vieron las imágenes más impactantes en mucho tiempo a partir la propagación del fuego debajo del puente carretero que une la ciudad con Santo Tomé.

Al atardecer, cuando el tránsito suele ser intenso, las llamas podían observarse desde ambas márgenes del Salado y la cortina de humo era densa. Este jueves quedaban zonas donde se observaba la caída de cenizas y otras afectadas por una suerte de bruma.

Hasta el martes, los Bomberos Zapadores habían apagado 1001 incendios de diferentes proporciones, a un promedio de cuatro por día desde el comienzo de enero.

Aunque todavía están en estudio las causas, durante el miércoles también se incendió una casa en la costanera de Santo Tomé, es decir frente al bañado del río Salado. Allí residía un joven que no sufrió heridas. La vivienda quedó completamente destruida.

En el caso de Santo Tomé, también intervinieron dotaciones de bomberos de esa ciudad, de Las Flores y San Agustín, a la vez que personal de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) controlaba el estado de las líneas de media tensión.




Comentarios