Docentes de escuelas privadas anunciaron un paro para las próximas dos semanas, en rechazo al bono y en reclamo de aumento salarial.


Los docentes de escuelas privadas nucleados en Sadop decretaron un apagón virtual por cuatro días, en rechazo a la decisión unilateral del Gobierno de otorgar una suma fija no remunerativa, mientras se dilata la discusión por el aumento salarial. Amsafe podría sumarse a la medida.

La medida de fuerza tendrá lugar los días 11, 12, 19 y 20 de agosto, a partir de lo resuelto por las seccionales Rosario y Santa Fe considerando que “esta suma fija no es una recomposición salarial”. Mientras dure el apagón no se realizarán las actividades programadas de capacitación, dictado de clases ni corrección de tareas.

“Compartimos con el gobierno provincial que el momento de emergencia hace necesario y urgente que las y los maestros cuenten con una suma efectiva y rápida en el bolsillo, pero sostenemos que la manera de garantizarlo y dar respuestas reales a esa necesidad es mediante un acuerdo, fruto de la mesa paritaria”, informaron en un comunicado.

En esta línea, consideraron que la suba “debe contemplar los más de doce puntos de inflación acumulada y los gastos erogados por cada docente para trabajar, los cuales garantizaron que la educación siga en pie en el territorio santafesino resguardando el derecho de las niñas, niños y adolescentes a aprender”.

Además, cuestionaron la falta de protocolos claros para pensar en la vuelta a clases presencial, y consideraron que “no se está cuidando la salud integral de los trabajadores de la educación”. También pidieron por los jubilados del gremio, que están cobrando por debajo de lo establecido.

Por estas cuestiones, reclamaron una urgente convocatoria a paritarias “para dar respuesta definitiva al conflicto salarial y lo referente a condiciones de trabajo, tanto en la virtualidad como en la futura vuelta a las clases presenciales”.




Comentarios