El texto que lleva la firma del gobernador Omar Perotti contempla otros cambios presupuestarios.


Amparado por la Ley de Necesidad Pública que motivó la principal pelea con la oposición antes de la pandemia, el gobernador Omar Perotti decretó este lunes la emergencia en seguridad en Santa Fe. De esta manera se sumarán unos 500 millones de pesos para la gestión a través del ministerio que conduce Marcelo Sain.

En primera instancia, la iniciativa del Ejecutivo consiste en un programa que se financiará con un aporte procedente de Rentas Generales. Asimismo, se modifica el presupuesto de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) para obtener aproximadamente otros $475.000.000, por lo que la ampliación presupuestaria será de casi mil millones.

El dinero extra no podrá ser destinado al pago de sueldos o servicios de ningún tipo, de modo que se invertirá en vehículos, equipamiento y otros recursos materiales necesarios para el trabajo de la policía.

La decisión del gobernador se concretó en paralelo con la redacción de una serie de proyectos para una reforma profunda de las fuerzas de seguridad y del marco normativo vinculado a la cuestión. Sain es el principal impulsor de esta gestión ante la Legislatura y el tema ya provocó varios chispazos con el socialismo ante el recrudecimiento de los homicidios en Rosario y Santa Fe.




Comentarios