La Secretaría de Energía le dio vía libre al incremento del 20% desde enero y del 9,7% a partir de marzo.


La Secretaría de Estado de la Energía dio vía libre al incremento del 30% desdoblado solicitado por parte de la Empresa Provincial de Energía (EPE) para el primer trimestre. El primer tramo será del 20% a partir de enero, y el segundo del 9,7% en marzo.

Como siempre ocurre, el Gobierno avaló el incremento un viernes, a última hora, y en este caso en vísperas a las fiestas, como para que intente pasar desapercibido. Mediante la resolución N° 243/18, que tomó en cuenta lo expuesto en la Audiencia Pública y los planteados de la Comisión Técnica de Análisis de Costos y Tarifas, se autorizó el aumento.

Al mismo tiempo, se instó a la EPE a “desarrollar una metodología de determinación de costos y tarifas para que las futuras actualizaciones se realicen antes de la época estival”, con el fin de evitar bruscas subas en los momentos en que más se consume.

Además, la EPE debe “presentar una rendición de cuentas al finalizar el primer semestre del 2019, sobre la aplicación del Fondo de Electrificación Rural (FER) y aumentar la transparencia en sistema de licitaciones y en el acceso a la información pública”.

También recomienda “intervenir junto al Ministerio de Desarrollo Social en acciones de eficiencia energética en clubes, instando al cambio de luminarias y su reemplazo por sistema LED, en un plan de eficiencia energética interno y en la sustitución de los documentos en soporte físico”.

Cabe aclarar que este aumento sólo contempla la actualización de costos de distribución de la energía, pero no en la compra a las mayoristas, que seguramente tendrá otro ajuste decretado por Nación, y que obviamente será trasladado a los usuarios.




Comentarios