El policia negó haberla herido y afirmó que se dañó sola, sin embargo quedó detenido por el hecho.


Una joven de 25 años se encuentra en grave estado en el Hospital Regional de Santiago del Estero luego de recibir un disparo de un arma de fuego, la cual pertenece a su expareja que es policía.

De acuerdo a los datos con los que se cuentan desde el Ministerio público Fiscal, la joven mujer se encontraba junto a su expareja, padre de sus dos hijos de 5 y 1 año, cuando aparentemente se desencadenó una discusión por la tenencia de los niños que terminó con la joven herida de bala en la región abdominal, aparentemente provocada con el arma reglamentaria del hombre de 27 años, quien es funcionario policial en la Comisaría 51º.

El policia contó que fue hasta la casa de su expareja, en el barrio Ramón Carrillo, para “arreglar” con la joven la tenencia y visitas de los dos hijos que tienen en común. En su relato, dijo que estacionó la moto en la vereda e ingresó a la vivienda, donde la joven estaba sola, luego de que dejara a sus hijos en la casa de sus abuelos maternos. Manifestó que se produjo una discusión, mientras él se sacaba un poco de ropa porque le hacía calor. En esa circunstancia ,la mujer habría tomado la pistola reglamentaria del agente, ingresó al baño y se disparó en el abdomen.

Pese a negar la autoría del hecho, el agente policial quedó aprehendido en la comisaría 6ta. En el caso interviene la fiscal de la Unidad de Violencia de Género Cecilia Gómez Castañeda.




Comentarios