La máxima alcanzaría los 35 grados y podría haber lluvias en la noche.


El martes santiagueño llegó a pleno sol y con cielo despejado. La jornada será muy calurosa y agobiante pero podrían llegar las tormentas por la noche.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional pronostican una mínima de 22 grados y una máxima que llegará a los 35º en horas de la tarde. Hay probabilidad de precipitaciones y la humedad es del 75%.

Para el miércoles se espera que las condiciones climáticas sean similares.

El resto de la semana continuarán las temperaturas cercanas a los 30 grados en la “Madre de Ciudades” y se mantendrá la probabilidad de lluvias.

SMN.




Comentarios