Ocurrió en en la localidad de Ramírez de Velazco cerca de Sumampa. El sujeto fue detenido.


Un hecho indignante ocurrió en la capilla de Nuestra Señora de Lourdes, de la localidad de Ramírez de Velazco, a 17 kilómetros de Sumampa.

Previo a la llegada del padre Miguel Espíndola para que celebrara la misa, un joven pidió a las personas que se encontraban en la capilla retirarse porque necesitaba orar solo, a todos les resultó extraño aunque accedieron. Al salir el joven se encerró en la capilla.

Al cabo de unos minutos, las mujeres decidieron asomarse a las ventanas para ver qué hacía. Pero no se encontraba rezando, el depravado se estaba masturbando. Inmediatamente llamaron a la Policía.

Cuando llegó el sacerdote, comprobó el hecho y llamó a la comisaría, donde le informaron de la imposibilidad de trasladarse hasta el lugar. Por lo que de acuerdo a lo infomado en Nuevo Diario  el religioso fue hasta Sumampa y regresó con los policías, quienes abrieron la puerta de la capilla e inmovilizaron al sujeto. No solo se había masturbado, sino también había defecado en el altar.

El sujeto de 20 años fue demorado pero pocas horas despues quedó en libertad.




Comentarios