El hecho ocurrió en octubre de 2017.


Un hombre, del barrio Borges, fue condenado a 10 años de prisión tras haber sido encontrado culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, en perjuicio de su hija, menor de edad.

El tribunal integrado por los Dres. Daniela Campos Nittinger, Julio Carmelo Vidal y Raúl Santucho, fue quien dio a conocer el fallo.

La fiscal coordinadora de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Érika Leguizamón, había requerido una pena de 15 para el acusado, tras considerar que durante el debate había quedado plenamente acreditada la autoría material del hombre, con pruebas documentales y científicas.

El hecho se produjo en octubre de 2017, en la casa de los abuelos paternos, en oportunidad en la que la víctima, que tenía 6 años en ese momento, había ido a visitar a su padre.




Comentarios