Fue 99 a 78 en lo que fue la tercera derrota consecutiva de los de Leo Gutierrez.


Olímpico volvió a perder en su tercera participación en el año en la Liga Nacional. Esta vez fue 99 a 78 frente a Peñarol en Mar del Plata.

El choque con el “Negro” marcó el regreso de Leonardo Gutiérrez, ídolo de Peñarol, al Polideportivo Islas Malvinas. Antes del partido, los dirigentes le entregaron un obsequio como reconocimiento a los diez años de trayectoria en el club.

Con tres triples (dos de Cantero y uno de Vaulet), más un doble de Johnson, Peñarol abrió muy bien ofensivamente el partido y se adelantó 11-5. Llegando a la mitad del cuarto inicial, la ventaja se mantuvo aunque el ritmo bajó (13-7). Luego, Olímpico reaccionó con un 5-0 para arrimarse a un punto.

Cuando quedaban menos de cuatro minutos, ingresó Le´Bryan Nash, haciendo su debut. El visitante logró igualar en 16 pero un triple de Tabárez adelantó al local 19-16. La chicharra sonó con los “Milrayitas” arriba por uno (19-18).

En el inicio del segundo cuarto, con Cantero iluminado, Peñarol metió un 5-0 para escaparse 24-18. Después llegó un triple de Tabárez para solucionar los problemas ofensivos (27-21). Y el capitán, con un poco menos de cinco minutos, clavó otra bomba para alejar a los suyos 34-26. Gutiérrez, en el banco visitante, pidió tiempo muerto.

La renta llegó a ser de nueve (37-28) con 3 y medio por jugar, aunque Olímpico reaccionó metiendo un 5-0 para arrimarse y preocupar a un Piccato que detuvo las acciones. En la remontada fue clave Gaskins, que metió dos triples (39-36). Peñarol salió del bache con un unipersonal de Melvin Johnson para comandar un 7-0 y sacar 10 (46-36). Con esa ventaja se fue el equipo local al descanso largo.

Olímpico metió un 4-0 en el arranque del tercero, pero Peñarol, con Tabárez encarando, contestó con un 5-0 para sacar 11 (51-40). La buena producción siguió, y al capitán se le acopló Barroso con 4 unidades. El “Milrayitas” se escapó 55-42. El visitante se puso a 10 pero Nash con un triple a la carrera metió sus primeros puntos (60-47). El “Negro” bandeño intentó arrimarse, pero un cierre encendido de Johnson le dio 15 de luz al elenco de Piccato (70-55). Dos libres de Ortiz dejaron el marcador 70-57 al sonar la chicharra.

Peñarol pudo sostener su intensidad y buen juego en gran parte del último cuarto, por eso no dejó lugar a la reacción de Olímpico. Y Nash, con una volcada y una asistencia de espaldas, levantó a todos los presentes en el estadio. La renta se estiró a 17 (83-66).

Dos libres del debutante, luego, lo pusieron arriba por 18 (87-69) cuando quedaban dos minutos y medio. Un triple de Vaulet y un libre de Cantero pusieron el marcador 91-69, con la máxima de 22 puntos para el local. Peñarol terminó disfrutando y ganando por segunda vez al hilo.




Comentarios