Fue en los controles habituales que realizan los inspectores de la municipalidad capitalina.


A través del personal de Control de Gestión Urbana, de Rentas y de Calidad de Vida, se clausuró una cervecería por incumplimiento del protocolo establecido para los locales gastronómicos al no respetar el distanciamiento entre las mesas, las que estaban ocupadas por los concurrentes.

En los controles habituales que realizan los inspectores de la municipalidad capitalina visitaron el local, ubicado en Pellegrini casi Roca, durante horas de la siesta de este jueves en donde constataron la infracción y procedieron a labrar las actas correspondientes.

La intervención municipal tuvo la colaboración de la Policía de la Provincia, a través de la patrulla de la zona centro, que procedió a identificar a los presentes, tanto a clientes como a empleados del comercio.

Las actuaciones del procedimiento, actas respectivas de infracción y clausura, fueron remitidas a la Justicia de Faltas Municipal que debe determinar el monto de las multas y otras sanciones.




Comentarios