El enfrentamiento tuvo lugar en el Barrio 260 Viviendas. El pequeño, de dos años, estaba almorzando junto a su madre cuando una bala rozó su cabeza.


Durante el mediodía del lunes, se produjo un enfrentamiento entre bandas que terminó con un niño herido. La pelea tuvo lugar en la zona del Barrio 260 Viviendas, cuando una bala perdida rozó la cabeza del menor de edad. Fuentes policiales remarcaron que el pequeño continúa en el Hospital de Niños fuera de peligro.

Alexander, de dos años, estaba sentado en la mesa de su vivienda listo para almorzar junto a su madre, cuando afuera, un grupo de personas que estaba peleando, comenzaron a realizar disparos.

Uno de los proyectiles ingresó por la ventana y rozó la cabeza del niño, quien empezó a gritar hasta que se desvaneció y fue trasladado por un vecino al Hospital de Niños.

Según el relato de la madre, el enfrentamiento fue en la calle de Torres Posse al 2800: “Entraron a mi casa y la bala rozó la cabeza. Gracias a Dios mi bebé está bien”. Además, la mujer mencionó que el conflicto sigue en la zona.

Según señalaron desde el hospital, el niño se encuentra estable y compensado. Sin embargo, hoy amaneció con vómitos por lo que decidieron dejarlo un día más en observación.

En tanto, Roberto, padre del niño, pide que detengan al sujeto que realizó los disparos debido a que ya estaría identificado. Por último, solicitó mayor presencia policial Barrio Francisco Primero.




Comentarios